CFAH Siete años del récord en el Cervino - Blog | Kilian Jornet Burgada

Siete años del récord en el Cervino

07 agosto 2020

Siete años del récord en el Cervino

Cuando era pequeño un póster del monte Cervino decoraba la pared de mi habitación. Su forma piramidal me tenía hipnotizado y soñaba con él, sin imaginar que un día estaría preparado para el reto de subir a su cima a 4.476 metros de altura. Uno de mis ídolos de infancia es Bruno Brunod, nacido en el Valle de Aosta (Italia), localidad muy próxima al Cervino. Una leyenda de las carreras de montaña y que ostentaba el récord de dicho monte, desde 1995, con una marca de 3 horas y 14 minutos.

Casi dos décadas más tarde, me disponía a intentar superar esa marca. Decidí tomar la ruta que Brunod había tomado para hacer su marca, la clásica ruta de la Aresta Lion con el punto de salida y llegada marcado en la plaza de la iglesia de Cervinia. La fecha elegida para el intento sería el 21 de agosto de 2013. Durante los días anteriores, realicé varios entrenamientos con el fin de examinar cada parte del recorrido y no perder ningún detalle.

REVIVE EL RETO EN ‘DÉJAME VIVIR’

La subida consta de tres etapas diferentes. La primera es, en su mayoría, una zona de caminos de tierra muy parecida a las que te puedes encontrar en las carreras de trail running. El segundo tramo es una subida con nieve muy técnica, y donde la concentración debe ser máxima. Finalmente, el último escollo para llegar a la cima es un kilómetro formado por varios tramos de escalada de tercer y cuarto grado con cuerdas fijas.

En la película Déjame vivir, podréis disfrutar de los entresijos del reto, para mí, el más difícil del montañismo por el tiempo a batir y la dificultad técnica que entraña el Cervino.

Déjame Vivir en Español from Summits of My Life on Vimeo.

Pero no estaba solo, Bruno Brunod me hizo compañía los días anteriores, así como mi equipo habitual. Uno de los momentos más especiales fue el del último tramo del descenso, ya que, Brunod quiso recorrerlo conmigo para recordarme que superar su marca, como me había vaticinado el día anterior, era posible. Así fue. Coroné la cima en 1h 56’ 15” lo que me permitió bajar con más tranquilidad. En total, recorrí los 17,48 km en 2h 52’02” y superé, 18 años después, a mi referente por 22 minutos. Un reto mágico, el tercero de Summits of My Life.

03 September 2020

Nada es imposible disponible en USA y UK

Anterior
10 July 2020

Siete años del reto del Mont Blanc

Siguiente